variabilidad

Variabilidad de los síntomas de la fibromialgia.

Existen numerosas formas de SFM según su severidad o intensidad, lo que a su vez puede depender de diversas causas o responder a diferentes variantes del síndrome.

En general esta variabilidad es individual; cada persona afectada  tiene sus síntomas predominantes, y sus ciclos de intensidad y duración variables. Esto puede oscilar ampliamente entre el SFM “poco grave”, que permite desempeñarse en la vida con alguna limitación discreta, vida casi normal, y la forma “invalidante”, severa, que causa un handicap importante en la vida del enfermo, que no puede ni desempeñarse con seguridad, ni  salir de casa.

Hay una serie de puntos comunes a los pacientes con fibromialgia

– La rigidez musculoesquelética, la astenia (cansancio) y adinamia (falta de fuerzas) predominan al despertar por la mañana,

– Las alteraciones del sueño por la noche,

– Todo un conjunto de síntomas  como cefalea, migraña, alteraciones de la memoria, de la concentración, de la visión, de la audición, cambios bruscos de humor, problemas de comportamiento, impaciencia, falta de facilidad de expresión, fallos de memoria, síndrome de piernas inquietas, parestesias, picor cutáneo, zumbidos de oídos, alteraciones digestivas, etc., oscilan ampliamente, pudiendo atenuarse incluso de forma independiente según cada síntoma (varios minutos, algunas horas, todo el día, varios días seguidos, etc.).

– Cuando se suman manifestaciones de síndrome de fatiga crónica, suelen ser asimismo recidivantes y fluctuantes.

Además de manifestaciones de ansiedad y respuestas neuróticas, 1/3 de los afectos de SFM sufren depresión, de tipo reaccional a su malestar general, y que es comparable a lo observado en el contexto de otras enfermedades crónico-recidivantes, como el intestino irritable, la lumbalgia o la artrosis periférica.

Por todo lo que hemos comentado algunos investigadores consideran subgrupos de pacientes con fibromialgia, que se ha supuesto que podrían tener una indicación terapéutica algo diferente entre si:

.  SFM con sensibilidad extrema al dolor, pero sin asociarse condiciones psiquiátricas (pueden responder mejor a bloqueantes del receptor de serotonina 5HT3, como Alosetrona)

. SFM y comorbididad con síndrome depresivo asociado al dolor crónico (puede responder a antidepresivos).

. Síndrome depresivo predominante con manifestaciones de SFM (puede responder a antidepresivos).

. SFM con predominio de somatización (puede responder a psicoterapia).

Autor:  Prof. Dr.Miguel Bixquert Jiménez. Servicio de Medicina Digestiva del H. Arnau de Vilanova. Departamento de Medicina de la UVEG. Area docente de Digestivo.